Los Miembros

czlonkowie

Puede ser Miembro de la Asociación la persona mayor de edad, clérigo o seglar, que después de un año como voluntario, expresa el deseo de participar plenamente en los fines de la Asociación y sea aceptado.

Los Miembros tienen la obligación de:

  • Participar regularmente en los santos sacramentos (en lo posible de la confesión mensual y la Comunión frecuente).
  • Conocer el misterio de la Divina Misericordia, revelado del modo más pleno en Cristo crucificado y resucitado. Conocer profundamente el mensaje de la Divina Misericordia transmitido por Santa Faustina.
  • Completar la formación espiritual y apostólica obligatoria de la Asociación.
  • Anunciar el mensaje de la Divina Misericordia mediante el testimonio de vida y por medio de la palabra.
  • Desarrollar una actitud de total confianza en Dios a través del cumplimiento de Su Voluntad en cada circunstancia de la vida, según el estado y profesión.
  • Realizar durante la jornada al menos un acto de misericordia por amor a Jesús mediante la acción, la palabra o la oración
  • En la medida de lo posible, emprender o participar en obras de misericordia, especialmente con las personas que más necesitan de una profunda renovación moral.
  • Rezar y ofrecer el sufrimiento, particularmente por la conversión de los pecadores y por los sacerdotes y personas consagradas.
  • A lo largo del día, por medio de actos de amor y por la oración, unirse a Jesús Misericordioso implorando la Misericordia de Dios para el mundo.
  • Practicar las formas del culto trasmitidas por Santa Faustina: venerar la Imagen de Jesús Misericordioso, rezar diariamente la Coronilla a la Divina Misericordia, la práctica de la oración en la Hora de la Misericordia y la celebración de la Fiesta de la Divina Misericordia.
  • Participar activamente en la realización de todos lo fines de la Asociación.
  • Acatar los estatutos, reglamentos y decisiones de la Asociación.
  • Representar dignamente a la Asociación en el propio ambiente de vida.
  • Contribuir regularmente con la cuota de miembro.

Las promesas de Jesús Misericordioso trasmitidas por Santa Faustina:

  • A las almas que propagan la devoción a Mi misericordia, las protejo durante toda su vida como una madre cariñosa [protege] a su niño recién nacido y a la hora de la muerte no seré para ellas Juez sino Salvador misericordioso (D. 1075).
  • Todas las almas que adoren Mi misericordia y propaguen la devoción invitando a otras almas a confiar en Mi misericordia no experimentarán terror en la hora de la muerte. Mi misericordia las protegerá en ese último combate (D. 1540).
  • A los sacerdotes que proclamen y alaben Mi Misericordia, les daré una fuerza prodigiosa y ungiré sus palabras y sacudiré los corazones a los cuales hablen (D. 1521).

Además de estos bienes espirituales que Jesús prometió a todos los Apóstoles de la Divina Misericordia, los miembros de la Asociación tienen derecho a:

  • Presentar propuestas y sugerencias al gobierno de la Asociación.
  • En la medida de lo posible participar en las actividades de la Asociación.
  • Poseer el carnet y el distintivo de la Asociación.
  • Elegir y ser elegido para el gobierno de la Asociación.

Una vez se haya solicitado la afiliación como miembro, se requerirá presentar los documentos pertinentes en la Secretaría de “Faustinum”. Tras haberlos revisado, la Junta Directiva de la Asociación adoptará una decisión e informará a la persona en cuestión.

Cada año, el 5 de octubre tiene lugar la ceremonia de admisión de nuevos miembros a la Asociación “Faustinum” en el Santuario de la Misericordia Divina, durante la cual los nuevos miembros expresan públicamente su deseo de participar más plenamente en los objetivos de la Asociación, y reciben el carné de miembros, así como una bendición especial.

Se puede obtener más información sobre la admisión como voluntario y miembro en la secretaría de la Asociación.